CINEFORUM “LOS INDEFENSOS”

Con este ciclo de películas hemos querido presentar las diferentes posturas de los “indefensos”, en quienes nos identificamos todos los hombres. Hay quienes se rebelan frente al dolor en forma destructiva y lo único que consiguen es aislarse de la realidad, otros se quedan apáticos o indiferentes, sin esperanza que los motive a continuar y sin ideales que seguir. Para todos ellos la vida parece haberse acabado sin remedio. En contraposición con éstos hay otros que aceptan el sufrimiento, sin quedar inertes frente a las circunstancias, sino enfrentándolas con valor, con el deseo de luchar por alcanzar algún ideal. Pero, ¿eso acontece solo en las películas? En la vida cotidiana uno se puede preguntar: frente a la desesperación del sufrimiento, a nosotros tan indefensos ¿qué nos queda? Nos queda la confianza. Confiar en aquél que nos tiende la mano. Cuando se confía en la otra persona y no en mi propia capacidad, se siente que el peso del dolor ya no es insostenible.


En el nombre del padre

Reino Unido, Irlanda, 1993

Director Jim Sheridan

Gerry es un joven de los años setenta, que no hace nada de provecho y es acusado de participar en un atentado terrorista y condenado a cadena perpetua con otras personas. También su padre es arrestado y encarcelado. En prisión, Gerry descubre que la aparente fragilidad de su padre esconde en realidad una gran fuerza interior. Con la ayuda de una abogada, Gerry se propone demostrar su inocencia, limpiar el nombre de su padre y hacer pública la verdad.


El poder de la justicia

Estados Unidos, 1997

Director Francis Ford Coppola

Rudy es un estudiante de derecho y por necesidad se mete con unos abogados corruptos, que luego se burlan de él por perseguir sus ideales. Sin embargo, cuando él acepta llevar el caso de un niño a punto de morir por leucemia contra la compañía de seguros que le ha denegado el trasplante de médula, la vida de todos a su alrededor se ve transformada.


La conspiración

Estados Unidos, 2011

Director Robert Redford

A raíz del asesinato de Abraham Lincoln, siete hombres y una mujer son detenidos y acusados de conspiración. El abogado, de 28 años, acepta defender a Surratt ante un tribunal militar y a medida que toda la nación se vuelve en contra de todos los involucrados, estos están obligados a confiar en su abogado para descubrir la verdad y salvar su vida.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *