El deseo de construir algo en común

A través de las relaciones con los demás, descubrimos que las personas con las cuales entramos en diálogo verdadero comparten con nosotros el hambre de ser realizados, de ser felices. De esta manera vivimos dentro de una comunidad en donde se establece el principio de renovación cultural entre la gente. La cultura se vuelve una forma nueva de acercarse a la otra persona con el deseo de conocerla y de saber cómo su historia, su formación y su identidad pueden coincidir con la nuestra.
Hemos experimentado que el trabajo cultural se desarrolla como encuentro humano auténtico; no basta con entablar una relación con alguien, hace falta el deseo de construir algo común; encontrar una correspondencia al destino mio y de la humanidad entera. Si no es así, las relaciones se vuelven una complicidad en distraerse mutuamente de la verdadera búsqueda sobre el sentido de la existencia.
La cultura es el deseo de construir este tipo de relaciones nuevas entre las personas; es una amistad ideal, es decir que busca la respuesta a las interrogantes que cada uno tiene dentro de su corazón, y al mismo tiempo operativa. De este modo, las relaciones normales son cambiadas y se vuelven verdaderas; hay una novedad en ellas, hay una nuevo sabor en la normalidad: sientes que tu hermano es más hermano, que tu compañero de trabajo es más próximo.
Todos buscamos respuestas frente a las interrogantes fundamentales sobre nuestra existencia. Somos un conjunto de necesidades y experimentamos a diario nuestra incapacidad en ser respuesta a nosotros mismos. Por ello, necesitamos de un encuentro como el que mencionamos.
Entonces, donde se realiza la correspondencia allí está la amistad y uno se siente más realizado. Buscar en lo cotidiano este principio de renovación cultural hace surgir una pasión desgarradora por toda la realidad en la normalidad de las relaciones (parentesco, trabajo, intereses) que son las ocasiones a través de las cuales el encuentro se transmite y se comunica.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *