In dubious battle

Una fuerza innumerable de espíritus armados que osó desdeñar su reino y preferirme a mí, se enfrentó a su poder inconmensurable en dudosa batalla en las llanuras del Cielo, haciendo estremecer su trono. ¿Qué importa la batalla perdida? No todo está perdido, pues quedan la voluntad inconquistable, el sentimiento de venganza, el odio inmortal y el coraje nunca sometido ni rendido. ¿Qué más se precisa para vencer?”

Da esta frase de El Paraíso Perdido John Steinbeck toma el título de En dudosa batalla (In Dubious Battle) para una de sus novelas. Y esta novela sigue James Franco para su película de 2016, que nos conduce a los Estados Unidos de los años treinta. La gran depresión y la explotación de los dueños de la tierra llevan a las personas a trabajar por un sueldo con el cual no pueden vivir. En este contexto empiezan a operar algunos hombres que laboran en las granjas recogiendo fruta pero al mismo tiempo empiezan a hablar con la gente a fin de que tomen conciencia de la explotación a la cual son sujetos. En particular Mac McLeod y Jim Nolan actúan para convencer al líder de los trabajadores, London, a fin de empezar una huelga para pedir un sueldo mínimo más justo.

Un compañero convence a su padre de alojar a los trabajadores en su granja y empieza la huelga. Será una huelga larga y difícil, donde el dueño de la granja hará de todo para reprimir la revuelta; matando, quemando y forzando a los trabajadores al hambre. También dentro del campo de los huelguistas la situación es difícil, hay hombres que quieren traicionar, otros que quieren platicar con el dueño y otros que quieren seguir la lucha. Impacta, en esta situación, cómo London y Jim logran mantener la unidad de la huelga, crece en ellos la conciencia de que lo que están haciendo no es sólo por un dólar más, si no para una toma de conciencia de todos los trabajadores que va más allá de los confines de la granja en la cual trabajan ellos.

En la película los personajes parecen dividirse en dos tipos: los que se ponen en marcha, y desarrollan una personalidad nueva, y los que se quedan en sus ideas o en sus lamentos. Así London y Jim toman siempre más identidad en la meta que se han fijado, crecen en personalidades y autoridades. Por el contrario, el dueño de la granja, el señor Bolton, se queda en su posición, logrando responder a la situación solo con la violencia. Del mismo modo los trabajadores que siguen la huelga sin convención y lamentándose cada día más, se alejan de la unidad que se ha creado alrededor de la lucha, y terminan por traicionar a sus compañeros. Un personaje que parece ponerse afuera de estas dos posiciones es Mac, porque por un lado es el que más se involucra para empezar esta batalla, y por otro lado, parece ya saber que no la puede ganar, casi que se esperaba una derrota pero con la idea fija que un pequeño fuego puede incendiar un gran bosque.

El final es inverso respecto al libro, Mac y Jim se invierten, pero lo que nos deja la película es la idea de una lucha en un particular para influir en un horizonte más amplio. Los sufrimientos, el hambre y todas las dificultades que los personajes encuentran son vistos bajo la luz de la defensa de un ideal que pueda unir a los hombres. La batalla es “dudosa”. Franco, así como Steinbeck, no conoce el resultado final, pero siempre en la historia hay personas que luchan obstinadamente para sus ideales, y Steinbeck siempre las ha contado; hay un hilo que une la lucha de los “rojos” de la batalla con los grandes héroes de De ratones y hombres y Las uvas de la ira”, un hilo que testimonia la herencia que deja una tarea más grande que el vacío que el rico señor Bolton deja a su hija.     



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *